Archive

Archive for 24 julio 2012

Trastorno de ansiedad generalizada: el arte de preocuparse

TAG

Gema, de 52 años, acude a consulta por primera vez acompañada de su hija. Su motivo de consulta es que tiene muchísima ansiedad y que se encuentra, según ella, agotada; tiene fuertes dolores de cabeza y  trastornos del sueño.

“Pensé que tenía alguna enfermedad grave, pero tras un riguroso chequeo el medico me ha aconsejado que me ponga en tratamiento psicológico”
Manifiesta que tiene una vida muy estable y organizada. Esta casada, tiene 2 hijas, es profesora de universidad y su nivel económico familiar es bueno. Su marido tiene que viajar mucho por temas laborales. Las hijas se han independizado ya.
Cuenta que pasa los días angustiada. “todo me preocupa, le doy vueltas a todo y para mi cualquier noticia por muy positiva que sea, la convierto en negativa”. Su hija mayor acaba de tener un hijo y para Gema ese es su tema actual de preocupación. “Temo que al niño le pueda ocurrir algo malo, me da miedo que en la guardería no le atiendan bien, que se ponga malo, que se les pueda caer… ¡en fin! todo…” Leer más…

Alcoholismo y celos

17/07/2012 2 comentarios

Alcoholismo y celos

Dentro de las más variadas definiciones del alcoholismo, vamos a quedarnos con la que lo define como trastorno producido por la ingesta exagerada  de alcohol que como consecuencia, conduce a una dependencia física y psicológica del mismo.

Jellinek en los años sesenta, clasificó el alcoholismo en cinco apartados, basándose en las cinco primeras letras del alfabeto griego: Alfa, Beta, Gamma, Delta y Épsilon; si bien, solamente etiquetó como enfermedad, apoyándose en la dependencia física y psicológica, el alcoholismo gamma y delta. El gamma es aquel bebedor no diario, que alterna bebidas alcohólicas diversas como puede ser vino, cerveza, ginebra, vodka etc. y que siempre, en los espacios de abstención, presenta un síndrome de abstinencia física que se manifiesta en forma de temblor, arcadas, vómitos, diarreas o mareos, entre otros. El delta  es el bebedor diario. En él no concurren, como en el gamma, espacios temporales de abstención. Bebe todos los días y además suele ser la misma bebida alcohólica. Como en el anterior, si por las razones que fuesen, existe algún acontecimiento que le impidiese consumir, sufriría el mismo síndrome de abstinencia con idénticas manifestaciones físicas, que en el caso anterior. Leer más…

Trastorno narcisista de la personalidad y Trastorno obsesivo

Narcisismo es un sustantivo que proviene de Narciso, personaje mitológico célebre por su belleza.

Habiendo llegado Narciso un día al borde de una fuente, contempló su propia imagen reflejada en el agua y quedó prendado de sí mismo. Enloquecido al no poder alcanzar el objeto de su pasión, se fue consumiendo de inanición y melancolía hasta quedar transformado en la flor que en adelante se llamó narciso. Esta flor era para los antiguos símbolo de la muerte prematura.

En psicología, el narcisismo es un trastorno de personalidad que presenta una serie de características como son la autoimportancia, la exageración de logros alcanzados, las fantasías de éxitos ilimitados, la exigencia de admiración exterior, una autocomplacencia excesiva, y todo ello acompañado de un comportamiento arrogante. Si estas características, en algún momento decaen por circunstancias ajenas y no deseadas por quien padece este trastorno de la personalidad, el sufrimiento se hace insoportable tal como le ocurrió al personaje mitológico griego. Una circunstancia ajena a la voluntad puede ser una pequeña intervención quirúrgica. El sujeto siente una merma en su estética. Leer más…

Ortorexia: de lo saludable a la obsesión

Ortorexia

 

 La ortorexia es un trastorno de la alimentación que consiste en una obsesión por consumir exclusivamente alimentación sana (orgánica, vegetal, sin conservantes, ni colorantes etc.) y por la forma de prepararla (con materiales específicos, como madera o cerámica) El ortoréxico prefiere pasar hambre, antes que consumir alimentación que él considere insana.

Este trastorno es grave y puede tener consecuencias muy serias para la salud. También lleva a un aislamiento social, ya que pueden llegar a evitar reuniones sociales y familiares por el temor a los alimentos que pueden llegar a ingerir.

Los síntomas característicos de las personas que sufren este trastorno alimentario son:

Obsesión patológica por consumir una alimentación sana.

Excluir de la alimentación grasas, carnes, sustancias artificiales…

Planificar minuciosamente lo que va a comer al día siguiente o durante la semana.

Rituales a la hora de preparar la comida (lavado exagerado de frutas y verduras, utilizar materiales específicos, como la madera…). Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: