Archivo

Archive for 13 noviembre 2012

Caso clínico de Trastorno dismórfico corporal

13/11/2012 8 comentarios

Me gustaría contar aquí mi historia, que no deja de ser una historia de superación y de esperanza, con la confianza de que a alguien en la misma situación pueda serle útil. Mi nombre es Ana y he padecido un trastorno de dismorfofobia  el cual, actualmente, se considera un tipo de trastorno obsesivo-compulsivo. La dismorfofobia es, en pocas palabras, el miedo a ser feo. Esto se traduce en una obsesión por el aspecto físico que te lleva a sobredimensionar aquellos defectos físicos reales o imaginarios hasta que los percibes como monstruosos. Para decirlo de forma más clara: tanto te miras al espejo que cualquier granito te parece un elefante.

A pesar de ser una persona abierta y querida por mi pareja, familia y amigos y con éxito en los estudios, siempre he tenido la autoestima un poco baja. Al ser muy perfeccionista, me exijo mucho a mi misma y nunca estoy conforme con el resultado. Esto me llevó a buscar en mi misma una perfección física irreal que ni siquiera exijo en los demás. Leer más…

Autoestima en la fobia social





La fobia social es un temor especifico y duradero a diversas situaciones sociales en las que la persona que lo padece se siente, al menos así lo cree y percibe, observada críticamente por los demás experimentando un temor irracional a que su conducta sea objeto de crítica y rechazo por parte de los otros.

Es un miedo a relacionarse con los demás. Miedo a participar en una conversación, miedo a acudir a una comida o cena de empresa, miedo a hacer una pregunta en clase, y siempre pensando que ese temor va a producirle una ansiedad tal, que le ocasionará temblores, sudoración, rubor y que esas alteraciones fisiológicas van a ser detectadas por otros de tal forma, que los posteriores comentarios hacia su persona, serán de una negatividad del orden de ser considerado como débil, ansioso, cobarde y torpe.

Hasta cierto punto la ansiedad social puede ser un hecho normal. Todos podemos ponernos nerviosos y alterados si tenemos que dar una conferencia o exponer un trabajo en público si no estamos acostumbrados a ello. Hay actores que se muestran temblorosos entre bastidores antes de aparecer en el escenario. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: