Archivo

Archive for 19 octubre 2016

Día Mundial del cáncer de mama

Breast cancer awareness pink ribbonEl cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres, pero también probablemente el de mejor pronóstico.

Cuando oímos la palabra “cáncer”, normalmente nos paralizamos y nos invaden sensaciones terroríficas, pero poco a poco habrá que ir incorporándola a nuestro vocabulario y a nuestras vidas, porque desgraciadamente forma parte de ellas. Tendremos que aprender a normalizar y a convivir con esta enfermedad y a pensar que cáncer ya no es sinónimo de muerte.

El apoyo emocional y psicológico puede resultar de gran ayuda de cara a utilizar estrategias sanas de afrontamiento. Aprender a utilizar la conexión cuerpo-mente puede ser muy beneficioso a la hora de mejorar la salud mental y física de la paciente.

En El Día Mundial del Cáncer de mama queremos dar todo nuestro apoyo a todas las mujeres y familiares, que estén luchando contra esta enfermedad.

Repercusión de las noticias violentas en distintos trastornos psicológicos

Las noticias impactantes y violentas pueden hacer que nos volvamos más ansiosos y temerosos, pero ¿en qué medida pueden afectar a personas que estén sufriendo un trastorno psicológico?

Estamos recibiendo en la actualidad noticias que nos sobrecogen en el día a día. Muertes, masacres, tragedias y un sinfín de acontecimientos basados en influencias religiosas, políticas y de cualquier otro tipo. En personas que sufren algún tipo de trastorno psicológico, estos sucesos incrementan en gran medida el grado de sufrimiento, malestar y aislamiento en el que están viviendo.

Veamos a continuación estas alteraciones en individuos que padecen fobias, depresiones, trastornos obsesivos o cualquier tipo de dependencia.

Las fobias son miedos irracionales a algo en concreto. Entre las que más condicionan la vida de aquellos que la padecen, están las agorafobias, que consisten en miedos profundos e intensos a los espacios abiertos o de difícil escapatoria. Ese miedo intenso y desequilibrado no sólo aparece ante la situación en sí, sino que es previo, debido al análisis mental que la persona realiza a medida que se acerca el instante del acontecimiento. Por ejemplo, una persona agorafóbica que por circunstancias determinadas, tenga que acudir a una cafetería en un extremo de su ciudad, pensará en cómo va a poder caminar, si, como es habitual en ella, se encontrará con falta de aire, sudores y taquicardias. A la vez ese pensamiento se hará más persistente y le conducirá a “rumiar” que podrá tambalearse y caer al suelo. Sin embargo, existirá en ella un cierto alivio cuando piense que la gente de su alrededor le podrá ayudar a levantarse y a caminar. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: