Inicio > Casos Clínicos, TOC > Caso TOC. Mi angustiosa vivencia con el trastorno obsesivo compulsivo

Caso TOC. Mi angustiosa vivencia con el trastorno obsesivo compulsivo

My Story

Carmen padece un trastorno obsesivo compulsivo desde hace años. Actualmente está en tratamiento psicológico en nuestro Centro y ha querido compartir su vivencia con este trastorno. Desde aquí queremos darle las gracias y esperamos que dentro de poco pueda contar su historia de superación del TOC.

“Me llamo Carmen y tengo TOC. ¿Desde hace cuánto lo sé? Como unos tres años, aunque lo extraño es que no lo supiera ya…

En mis años de universidad la ansiedad y el miedo al suspenso eran una constante en mi vida, ¿y si suspendía?, ¿y si me echaban de la carrera?,  ¿y si?… ¿qué sería de mí?… Estuve con psicólogos, que no tuvieron mucho éxito y finalmente di con una psiquiatra que con tratamiento de Prozac consiguió que todo se estabilizara bastante.

Tanto tratamiento, como carrera, terminaron y mis miedos desaparecieron durante un tiempo. Estuve unos años “bien”, a veces tenía miedo a volverme loca ¿y si hacía daño a alguien? Y esos miedos en ocasiones iban acompañados de algunas compulsiones, pero eran miedos temporales, que venían y al poco se iban sin afectar a mi vida.

Pero llegó el día en que intenté quedarme embarazada y no lo conseguía, y como si hubiera sido una olla a presión, mis miedos se hicieron mucho más fuertes y yo mucho, mucho, más pequeña.

Pasé el peor verano de mi vida pensando que no podría tener un bebé.

Entonces llegó mi psicólogo, Miguel García Herrero, a mi vida y con algo también de medicación, las cosas empezaron a calmarse.

Dejé las pastillas y me quedé embarazada aunque la dicha duró poco porque tuve un aborto. Así que yo, mi pena por el aborto y todos mis miedos nos metimos en un agujero muy profundo…

Pero ahí seguía Miguel tirando de mí, y sí, en mi caso tuve que recurrir de nuevo a medicación, así que entre mi psicólogo y la medicación consiguieron que volviera a tener esperanzas.

Y me volví a quedar embarazada y esta vez sí nació el bebé más bonito de la tierra.

Y durante unos meses fui la madre más dichosa de todas, pero de repente un día vinieron mis miedos, los anteriores y otros más aterradores porque ahora tengo un tesoro en casa y me da pánico poderle hacer daño…

Así que sigo con mis psicólogos, trabajando para que vuelva a ser la mamá dichosa que fui y que, estoy segura, volveré a ser…”

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: