Archivo

Posts Tagged ‘Dependencia emocional’

Tratamiento psicológico de la dependencia emocional en la relación de pareja

¿Por qué se sigue manteniendo una relación cuando ésta provoca dolor, no nos hace felices y estamos perdiendo nuestra identidad?, ¿por qué cuando nos demuestran activa o pasivamente que ya no nos quieren, nos empeñamos en aferrarnos a esa persona como a un clavo ardiendo?, ¿por qué si nuestra relación de pareja nos proporciona más momentos de ansiedad, inseguridad, pérdida de alegría y de vitalidad, que de felicidad, apoyo, refuerzo y cariño, seguimos anclados a ella?… probablemente porque estemos ante un problema de dependencia emocional.

Por supuesto que en una relación pueden surgir conflictos, desavenencias y obstáculos que salvar, pero eso se tendría que resolver de una manera sana y constructiva, no con un desgaste emocional y físico.
Cuando hablamos de dependencia emocional, nos estamos refiriendo a una adicción patológica a la pareja. También este tipo de relaciones se pueden dar con la familia o con los amigos, pero aquí nos vamos a centrar en las primeras.

El miedo a la ruptura y a la soledad, la creencia irracional de que sin la otra persona no se es nada, el miedo al rechazo del otro, la dificultad de tomar las propias decisiones, el sentimiento de vacío cuando se está alejado de la pareja y la baja autoestima, suelen estar presentes en estos casos.

Caso real:

Luna, de 42 años, arquitecta de profesión, casada y con dos hijas, acudió a consulta porque se encontraba triste y con mucha ansiedad. Ella achacaba estos síntomas a un distanciamiento por parte de su marido. Se culpabilizaba a si misma porque se había dejado llevar por la rutina y había descuidado su relación de pareja. La actividad sexual era inexistente desde hacía mucho tiempo y la comunicación se basaba en temas puramente prácticos relacionados con la casa o las hijas.
En todo momento, manifestaba que era ella la que había fracasado porque no había sabido cuidar la relación. Desde hacía un tiempo había decidido empezar a “luchar activamente” por recuperarle. Empezó a apuntarse a todos los hobbies de él renunciando a los suyos y empezó a alejarse de sus amigos. Cuando intentaba hablar con él de como se sentía, él mantenía una actitud muy fría, con mucha indiferencia y todo eran reproches hacia ella. Creía tener indicios de que había habido alguna infidelidad por parte de él, pero tampoco se había atrevido a plantar cara a la situación por miedo a la reacción de él y a un posible abandono. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: